Revista Pan Caliente | Levapan

Eduardo Madrid: la Tienda Gourmet de panes # 1 de Medellín

Eduardo Madrid: la Tienda Gourmet
5
(2)

Con el pasar de los años, Medellín no solo se ha vuelto un destino atractivo a nivel gastronómico, pues el auge de postres, tortas y panes artesanales han convertido a la ciudad en un semillero de talentos que, con inspiración y obra, les han enseñado a los paisas a disfrutar de exquisitas preparaciones.

Y si existe un referente en la capital antioqueña y sus alrededores, sin duda alguna es Eduardo Madrid; un experimentado panadero que, bajo una propuesta disruptiva, se lanzó al ruedo del emprendimiento con un negocio, que lleva su mismo nombre, y que con esfuerzo ha logrado posicionar como uno de los mejores a nivel local.

Pasión por la panadería

La historia de Eduardo en el mundo de la panificación comenzó muchos años atrás. Su inspiración llegó desde casa, pues creció en el seno de una familia que promovía momentos de unión alrededor de la comida. Con esa referencia, y aún cursando el bachillerato, decidió probarse a sí mismo haciendo y comercializando galletas y tortas en el colegio. Sus compañeros de clase fueron los primeros clientes, algunos que aún con agrado conserva en su negocio.

Estando en esa etapa estudiantil, la vida le puso en frente la oportunidad de irse por un año de intercambio a Estados Unidos, hecho que le permitió, además de aprender inglés, inscribirse en un curso de cocina que detonó su gusto y pasión por la gastronomía como tal.

Eduardo Madrid: la Tienda Gourmet

Al llegar a Colombia, y luego de terminar su etapa colegial, se inscribió en el programa de administración hotelera, obteniendo el grado en dicha área. Sin embargo, no se sentía cómodo en ese contexto, pues el meterse a una cocina o taller de producción era su verdadera vocación. Fue así como en el año de 1995, estando en su casa, comenzó a idear ciertos productos, que no solo le permitieron atraer clientes, sino obtener los recursos necesarios para regresar a Estados Unidos y estudiar “como Dios manda” una carrera en uno de los más prestigiosos institutos de cocina del mundo.

“Decidí  estudiar cocina a Nueva York, en el Instituto Culinario de América (CIA). Esto me abrió el espectro de todo lo que puedes hacer con conocimiento. Al terminar mis estudios,  hice una práctica en una panadería muy famosa de la ciudad que se llama Amy´s  Bread. Todo lo que viví allí me hizo enamorarme aún más de la masas”, recuerda Eduardo.

Al regresar a Colombia puso en marcha todo lo aprendido en la “gran manzana”, por lo que productos como bagels y cinnamon rolls poco a poco fueron ganando popularidad entre sus amigos más cercanos. Al ver el auge que estaba teniendo, Eduardo decidió para la producción en su casa, y alquilar en el 2002, en un viejo edificio de Envigado, un apartamento tipo Loft, en donde creó un concepto al que denominó como “Atelier”, que al español traduce: taller; un lugar a puerta cerrada en donde le dio rienda suelta a su proceso evolutivo y creativo como empresario del pan.

Tras 10 años de operaciones, y de crecer de 3 a 11 colaboradores,  el apartamento de 150 metros se quedó pequeño para sus planes de negocio.

Con una clientela posicionada (se volvió proveedor de prestigiosos colegios de Medellín como el Columbus School), decidió en 2012 abrir, a media cuadra de aquel Atelier, un local que a primera vista transporta al cliente a las calles de Nueva York, y que en su fachada refleja todo el ADN de lo que es una panadería artesanal de calidad.

“La ciudad estaba pidiendo a gritos un lugar para comer buen pan.  Decidí jugarmela por un concepto exclusivo, una necesidad creada para un nicho, en aquella época, que invertía en productos que no eran fáciles de conseguir como panes de masa madre, quiches, los mismos bagels, entre otros”, asegura el empresario.

Tienda gourmet de panes

Quien entra al negocio de Eduardo Madrid se encontrará con un concepto de panadería tipo americano y europeo. Panes de corteza, de masas agrias, líneas compuestas por clásicos como el pan italiano, la ciabatta, el pan francés y baguettes, o el pan de mantequilla, el pan de chocolate (famoso entre su audiencia) y la brioche.

Eduardo Madrid: la Tienda Gourmet

Pero si lo que busca es endulzar el día, está la opción de comerse una galleta, un brownie, tal vez un bizcocho, una tarta o un pie. Esto acompañado por una amplia variedad de bebidas calientes y frías, ideales para complementar ese antojito.

En cuanto a sus planes empresariales, este paisa emprendedor no pretende llenar de sucursales a toda Colombia, por el contrario, tiene en mente acercarse a su público en otros lugares de Medellín bajo el ideal de llevar un pedacito de su esencia a cualquier paladar.

“Aunque atendemos domicilios por Whatsapp y por teléfono, la experiencia de venir y vivir de cerca toda nuestra oferta es algo que no tiene precio”, puntualiza Madrid.

Por ahora, el negocio marcha como siempre lo imaginó: cuenta con un buen portafolio, el público lo quiere y aprecia sus productos, y el local, como tal, es un lugar que respira pan. Sin embargo, sabe que la evolución de las cosas contempla la inclusión de ciertas “ayuditas” que le permitan optimizar tiempos y procesos en el área de producción.

Por ejemplo, es consciente que la artesanalidad de sus recetas podrían beneficiarse mediante herramientas como la ultracongelación; idónea para amasar, congelar, retirar y hornear siempre un producto fresco.

Pienso que uno debe hacer lo que le gusta, y siempre exigirse al máximo para lograrlo. Por ejemplo, en mi caso todo lo que creo, lo hago con el objetivo de disfrutarlo a la hora de comermelo. Si uno disfruta con sus propios productos, automáticamente sabrás que a tus clientes les encantará”, finaliza.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 2

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Últimos artículos