Revista Pan Caliente | Levapan

Como Experto Panadero, ninguno

Como Experto Panadero, ninguno
5
(6)

Concursos existen muchos, como Experto Panadero ninguno. Levapan, de la mano de Revista Pan Caliente, le dio vida a una competición única cuyo propósito se centró en sorprender, crear nuevas experiencias y fortalecer y promover el talento en los negocios del sector panificador colombiano.

A lo largo de 3 meses, se trazaron una serie de actividades para escoger a los 8 finalistas. En una etapa inicial, la convocatoria se abrió para todos los panaderos que quisieran crear un pan original, cuyos componentes incluyeran productos de Levapan y sus aliados. El reto fue todo un éxito, más de 170 negocios de todo el país fabricaron su propio pan, lo capturaron en una imagen donde se viera entero, una foto más con un corte donde se visualizara la miga del pan, y lo subieron a redes sociales cumpliendo así con los requisitos planteados por el concurso.

¿El resultado final? 8 talentosos panaderos fueron seleccionados para ser parte de la gran final de Experto Panadero. Pero, ¿Quiénes son, de dónde vienen y qué hay detrás de cada uno? Descubramoslo en este especial.

(Haz clic en cada ítem para ver más información)

 

De padres artistas, su gusto por las masas se orientó desde muy pequeña a las tortas y pasteles. Con el tiempo, la manizaleña se formó intuitivamente a través de diferentes medios que le permitieron combinar su profesión en mercadeo con el arte (que lleva en sus venas) y la pastelería. Mientras trabajaba en Australia, como mesera, empezó a ver que los pequeños pastelitos que servían como pasabocas en reuniones y eventos tenían una magia especial detrás; la misma que investigó, conoció y se formó profesionalmente para trazar su futuro en ello. De allí nació Pasteliarte, un emprendimiento en donde explora desde su rol de Cake Designer la creatividad hecha dulce.  Desde su rol, ha instruido a grandes y niños, siendo los más pequeños la guía para producir el primer taller de pastelería  creativa para niños que se dicta en el Departamento de Caldas “Aunque soy Cake designer, cuando vi el concurso me lancé a hacer pan. De allí, me enamoré profundamente de este oficio; no conocía la magia de la levadura, y que el pan era un ser vivo. Desconocía por completo que una mezcla simple como harina y agua crece de esta forma. Es un producto que nos recuerda cómo funciona la vida”.

El representante del municipio de Susa no solo obtuvo la grata experiencia de ser uno de los finalistas de experto panadero, pues gracias a su propuesta logró el segundo lugar. De padres panaderos, Fabián López es uno de esos obradores cuyo conocimiento lo ha forjado con pasión y a través de la experiencia de su emprendimiento. Hoy por hoy, es propietario de la Panadería y Pastelería El pan de Susa, desde donde crea a diario junto a su esposa productos de calidad y gran sabor. “Lo más complejo de mi profesión es el acreditar un negocio desde cero; quitarle el miedo a las personas sobre un panadero nuevo o los productos que hace es difícil. Además, considero que lidiar con el personal de trabajo es bastante complejo. Actualmente, así la gente esté bien paga y tenga garantías laborales ya no les gusta trabajar”.

Para este tulueño, la panadería se presentó como una oportunidad única en la vida. A sus 13 años, y estando en el campo, conoció al dueño de la panadería El Trigal quien le propuso aprender y formarse en el oficio de panadero. Eso ocurrió 19 años atrás, tiempo en el cual Jhon Mario ha desarrollado fórmulas especiales, creado gran parte del portafolio del negocio y aprendido cada vez más sobre esta profesión. De la panadería, no solo ha sacado gratos recuerdos, por gracias a su dedicación ha sacado adelante a su familia y a sus hijos.

Su gusto por la panadería viene desde niño. Durante toda su infancia, Edwin recuerda que el pan siempre ha estado presente en su vida:  pan para el desayuno, al almuerzo y en la cena.  Pero, su primer acercamiento con este milenario producto fue durante su adolescencia, momento en el que decidió “volarse de casa” para trabajar como panadero en el municipio de  Saravena (Arauca).  Allí comenzó a forjarse en la profesión, sin embargo pulió sus conocimientos empíricos en la seccional del Sena en Pamplona, Norte de Santander. A partir de allí todo fue experiencia, siendo la panadería La Cascada en Yopal (Casanare) su gran escuela: “Aprendí que todas las fórmulas se pueden mejorar, que existen panes artesanales, panes de combate, panes de tiempo, panes sin gluten y panes en con masa madre”. Edwin obtuvo el tercer lugar en la primera versión de Experto Panadero.

Es el gran campeón de la primera edición de Experto Panadero. Pastuso de nacimiento, panadero por convicción, a sus 27 años este talento nariñense llegó al mundo de la panadería por un gusto innato a la profesión. Aunque es empírico, su formación la ha basado en libros, videos, en la práctica y en la investigación de perfiles de redes sociales en donde encuentra inspiración para sus creaciones. Y aunque la cocina fue su primer acercamiento al mundo de la gastronomía, las masas y los procesos de leudación se convirtieron en su pasión. “Mi primer contacto fue en un evento que hicimos con una amiga en un centro comercial. En ese momento, estaba en la búsqueda de un lugar para aprender, pero una cosa llevó a la otra y terminé trabajando en una panadería. Le tomé mucho cariño y respeto a la profesión”.

¿Cómo llegó el gusto por el pan a la vida de este experimentado chef? Como en muchos casos, la panadería empezó desde pequeño en casa al momento en que sus padres le enseñaron tanto a él como a sus hermanos, a valorar y respetar el alimento que día a día se preparaba en su hogar.  De esa forma, Alejandro comenzó con la curiosidad de saber de dónde provienen los alimentos y  cómo se desarrolla un producto desde su origen hasta la mesa. Se formó en el Instituto Mariano Moreno, en donde aprendió más sobre la cocina, la pastelería, y por supuesto sobre la panadería. Desde su experiencia laboral, ha aprendido a trabajar con productos de calidad, con procesos sostenibles y eficaces, entendiendo muy bien lo que hay detrás de un buen pan, un buen croissant o un buen postre. “El panadero – pastelero juega un papel fundamental en la alimentación de la sociedad actual y sin duda esforzarnos diariamente para que esto se mantenga es una de las tareas más lindas que nos brinda este oficio”.

Más allá de ser mamá, abuela, esposa, hermana, amiga, profesora y chef, a sus 61 años la participante de Sincelejo fue una de las participantes más carismáticas y populares del concurso. Esto lo demuestra su elección como la favorita del público en votación en la página web de Revista Pan Caliente.  Su amor por el pan lo cosechó desde muy pequeña, más exactamente en casa de su abuela quien día tras día le inculcó que no existe combinación más exquisita que la de una taza de café con un buen pan. A partir de allí, todo fue aprendizaje, y más cuando abrió su propia casa de banquetes en donde, gracias a su panadero de oficio, se acercó a las masas, conoció sus secretos y perfeccionó como si se tratase de un laboratorio de inventos, su conocimiento. “Lo más complejo desde mi profesión es ver cómo el consumidor, hoy en día, se deja llevar más por la cantidad y no por la calidad. Sin embargo, considero que es necesario innovar, crear, inventar y generar un buen producto. Esto, al final, determina el éxito de un emprendimiento o empresa”.

Juan Sebastián es la clara representación de lo que es un panadero formado por la vida. Y aunque es diseñador de profesión, y amante del cine, la poesía y el arte, las circunstancias de la vida lo llevaron a ponerse el delantal e integrarse con bastante talento al mundo de las masas. Su padre, un talentoso panadero de la ciudad de Medellín falleció en 2021, dejando no solo la experiencia y los productos como base del negocio sino un amor innato en su hijo por la panadería. Su incursión en el oficio fue hace poco, y aunque su formación ha sido empírica, el talento que lleva en sí le permitieron presentarse al concurso Experto Panadero con un pan en donde la cerveza negra, el chocolate y la tocinera le dieron vida a una versión bastante innovadora del tradicional pan mariquiteño. “Hace un año y 8 meses, empecé formándome con un conocido de mi padre, quien me enseñó nociones muy ambiguas de lo que era la panadería. Luego de estar un mes aprendiendo así, decidí instruirme de manera empírica para así empezar a mejorar los procesos, abarcar mejores productos y agrandar mis conocimientos. Y ya hace unos meses empecé a estudiar una técnica dedicada a la panadería,  pastelería y repostería. Pero de todos modos nunca he dejado de indagar por mi propia cuenta y de aprender de todo”.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 6

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Últimos artículos
Galletas Snickerdoodles
Panadería

Galletas Snickerdoodles

3.8 (4) Ingredientes Azúcar de canela % Gramos Azúcar común 100 100 Canela en polvo 4 4 Relleno caramelo % Gramos Chocolate sucedáneo sabor leche

Leer más »