Regístrese>>

Revista Pan Caliente

Me Gusta    
110
     Compártelo        

Panicultura:¡Escuchar todo un Arte!

Panicultura:¡Escuchar todo un Arte!
Mayo 05, 2015
3 Comentarios
"Saber escuchar a los clientes nos ayuda a mantener relaciones duraderas  y a ofrecer los productos que ellos necesitan."


Por: Diana Guiomar Figueroa García
Administradora de Empresas
Asesora Empresarial, Consultora y Conferencista
Cámara de Comercio de Bogotá.



 
Como complemento a una excelente comunicación y visto como uno de los principios más importantes de todo el proceso comunicativo es el saber escuchar. 
 
La importancia de escuchar a los clientes en la panadería es clave a la hora de mantener una relación sana y duradera con ellos. A través de la escucha se puede entender cuáles son sus necesidades.
 
El saber escuchar, es decir, prestar atención más allá de solamente percibir palabras y sonidos, es la habilidad más importante que se puede aprender para ser más efectivo y mantener relaciones significativas con nuestros clientes.
 
Conozca algunos aspectos importantes que le pueden ayudar a desarrollar la habilidad de escucha y fortalecer la comunicación con los clientes de su panadería:
 
 

1. Escuche Ideas No Solo Datos.

 
No espere que el cliente  dé siempre el dato exacto de su requerimiento.  Escuche las ideas del cliente, las ideas así no sean fáciles de encontrar, están ahí, los datos se mencionan únicamente para probar la validez de las ideas, pregústese ¿Adónde lleva esa idea?.

Ejemplo: El cliente quiere llevar varios productos de su panadería para una cena especial, el le cuenta a usted  la clase de cena que va a ofrecer, el número de personas que asistirán. Es importante escuchar el relato del cliente con el fin de poder dar una asesoría que se ajuste a la necesidad y a las expectativas del cliente, seguramente será mejor ofrecerle pan de sal o dulce, una  torta que sea acorde con el menú ofrecido. 


2. Evalúe el  contenido, no la forma.
 
Escuche atentamente lo que dicen los clientes: fíjese en sus palabras, no en su forma de expresarse, de vestir, su color de piel y sus modales.

Ejemplo: Llega a su panadería un cliente mayor de edad, con una presentación personal poco formal y no habla con claridad. La atención debe ser con la misma actitud, positivismo y deseo de colaboración como si fuera esa persona que para usted puede ser agradable. Por la apariencia de los clientes no podemos concluir si tienen o no tienen dinero, medirles sus gustos o expectativas.


3.  Concéntrese.
 
Quien sabe escuchar evita las distracciones. La verdadera concentración es atención, es decir, tener la mente abierta e interesada por el cliente, él lo notará.  Ser consciente de lo que le impide concentrarse y luchar contra ello.

Ejemplo: Distraerse hablando con otros compañeros de la panadería, hablar por el celular.


 
4.  El Pensamiento Rompe la Barrera del Sonido.

Pensamos cuatro veces más rápido de lo que hablamos, eso significa que el pensamiento puede adelantarse al que le está hablando y después, cuando trata de volver al hilo de la conversación, le resultará casi imposible hacerlo.  Aun cuando el cliente se exprese con lentitud, le habrá dejado atrás, intenta entonces adivinar que ha dicho y que va a decir... cayendo así en errores entregando productos que el cliente no había pedido.

Ejemplo: El cliente le está hablando solicitando una información acerca de los productos y realizando la compra; usted  le puede estarle mirando pero su mente está en otro escenario, recordando una situación ya sea familiar o relacionada con el mismo trabajo.  El cliente no está siendo escuchado.


5.  Escucha Activamente.
 
Escuchar bien es escuchar activamente, es hacer al cliente que le estamos escuchando, es repetir con palabras nuestras lo que ha dicho, de modo que pueda comprobar si le hemos entendido bien, es preguntar cuando no hemos comprendido. Esto le da la oportunidad al cliente y a usted de rectificar malentendidos, de modo que el mensaje quede claro.

Ejemplo: El cliente pide una torta que no contenga tanta crema, baja en azúcar, y  que preferiblemente tenga una sola fruta. Usted como vendedor debe confirmar la información tratando de repetir al cliente lo que entendió y realizando preguntas.

 
“Aprender a escuchar es una habilidad que bien utilizada, dará grandes beneficios en su negocio”


Especial madres



Inicia sesión.

Disfruta de los beneficios que ofrecemos para nuestros clientes registrándote en nuestro sitio.


Iniciar Sesión Recuperar clave

Recuperar Cancelar
×