Regístrese>>

Revista Pan Caliente

Me Gusta    
178
     Compártelo        

Las panaderías luego del Coronavirus: aprendizajes y retos en esta nueva era.

Las panaderías luego del Coronavirus: aprendizajes y retos en esta nueva era.
Abril 15, 2020
3 Comentarios
"En Colombia existen más de 25.000 panaderías y pastelerías, que registran ventas por más de tres billones de pesos y generan cerca de 400.000 empleos directos."


Por: Comunicación Digital Levapan.


A pesar del panorama que vivimos hoy en día en el país con el Coronavirus, este es el momento oportuno para renovarse; salir de lo tradicional y explorar nuevos mercados que no se había animado a conocer antes.


Aunque la operación es distinta porque los comensales no pueden salir a la calle, ni reunirse en el establecimiento; las panaderías son de las pocas industrias que tienen el permiso del Gobierno de operar, ya que son establecimientos de primera necesidad. Sin embargo, sabemos que el camino para continuar abiertos con la contingencia no es fácil. Requiere que los empresarios se apoyen en sus ahorros y de recibir ayudas de otros sectores que les permitan tener flujo de caja y suplir sus obligaciones de nómina.


Aun así, no hay que desanimarse. Esta es una oportunidad para seguir aprendiendo, un nuevo desafío que requiere reinventarse, encender sus hornos y seguir llevando la experiencia de su negocio a las casas de sus comensales quienes estarán felices de poder seguir compartiendo de este alimento en familia. Por eso, no es momento de cerrar ni de parar, sino de potencializar su negocio con nuevas herramientas y modelos como los domicilios que le van a permitir continuar siendo rentable a pesar de la contigencia. Aquí le presentamos los principales aprendizajes que ha traído el COVID 19 al sector:


Mayor protagonismo de las panaderías de barrios populares


Aunque para la industria panificadora local y nacional, el COVID-19 ha sido un golpe a su actividad, las panaderías de los barrios populares han ganado protagonismo, pues las personas prefieren salir a abastecerse cerca de su casa. Esto es una oportunidad para atraer nuevos consumidores e innovar en sus preparaciones y experiencias, de modo que vayan más acorde a la contingencia.


También es fundamental que no deje de lado la rentabilidad de su negocio. Asegúrese de hacer las cantidades suficientes para abastecer a sus comensales, pero sin perder materia prima, ni desperdeciar alimentos. Por ejemplo, pruebe teniendo en inventario más panes blandos, rollos y tipos sánduches. Estos tendrán mayor vida útil y no se endurecerán tan rápido como el pan francés. Ofrézcales a sus clientes frescura, panes recién salidos del horno; ellos lo valorarán. Para ello, establezca un horario y pídale a sus clientes que hagan sus pedidos con anterioridad para tener mayor control de la producción, evitar inconvenientes y mejorar la calidad del servicio. Además, les permitirá a los comensales, saber en qué momento ir a recoger su pedido o recibirlo del domiciliario, garantizándole mayor seguridad y menos exposición al contagio.


Ingreso a la era del delivery


Según el presidente ejecutivo de Acodres, Guillermo Henrique Gómez París, “la industria continúa operando a través de la modalidad de entrega a domicilio, siguiendo las instrucciones del decreto 457 de 2020 del Gobierno Nacional. Sin embargo, el funcionamiento en exclusiva a través de este canal tampoco resulta suficiente, porque no todos responden a esta modalidad de venta”.


Por eso, realiza un llamado a todo el sector horeca para que implemente este modelo de negocio que ya no puede ser visto como una opción, sino como una necesidad, si desea continuar operando en el mercado. Muchas panaderías ya lo han visto y han decidido arriesgarse y crear su propio formato de domicilios. Tal es el caso de Paníssimo, una panadería de 34 años que tiene dos sedes en la capital, que decidió desde el 24 de marzo llamar a algunos clientes del barrio Niza y aledaños para informarles que operarían ocho horas diarias y harían domicilios propios. Además, los clientes podrían comprar pan desde afuera del establecimiento, pero no se le permitiría el ingreso al local. Medidas como estas demuestran que sí es posible reinventarse y salir de lo tradicional para afrontar esta crisis.


Uso de herramientas digitales


La panadería Piporara, ubicada en el barrio Centro Américas, en Bogotá, optó por abrir su propio canal de pedidos a domicilio. ¿Cómo lo hizo? Por WhatsApp. Una herramienta bastante usada y conocida por todos los que habitamos en esta nueva era digital. Por este medio, contacta a sus clientes frecuentes y les avisa cuando hay pan recién horneado, promociones del día y comenta qué medidas de higiene están teniendo en cuenta para que los productos que llegan a su mesa lo hagan con las mayores medidas de asepsia. Tampoco han parado su producción de pasteles, sino que les piden a sus clientes que hagan los pedidos con anticipación para tenerlos listos en sus fechas especiales.


Este es un aprendizaje que, sin lugar a dudas, brinda nuevas opciones a aquellas panaderías que todavía no han implementado estas herramientas digitales. Y no solo existe WhatsApp, también se puede conectar con sus consumidores por medio de su página web, o través de redes sociales como Facebook o Instagram. Aquí el principal reto es llevarle a sus clientes la experiencia del establecimiento hasta los hogares y comunicar de manera oportuna y eficiente su oferta, para que no queden dudas o confusiones.


Además, puede brindar tarjetas de fidelización, con las cuales podrá generar mayor recordación de marca y garantizar compras en el futuro; convirtiendo a sus consumidores en los mejores aliados para asegurar la perdurabilidad de su negocio en el tiempo.


Empaques acordes a la experiencia de su establecimiento


Recuerde que lo que buscan los clientes en su panadería es vivir una experiencia, pero ¿cómo trasladarla si no pueden ir a su local? Los empaques pueden llegar a ser una gran idea. Inviértale tiempo a elegir una forma llamativa para que sus compradores, desde casa, sientan que están en su establecimiento. Esto sin dejar de lado todas las recomensaciones de asepcia brindadas por la Organización Mundial de la Salud.


“En el caso de las panaderías, es fundamental elegir empaques que ofrezcan una mejor visibilidad de los productos y permitan resaltar los detalles. Es primordial que los empaques dejen ver su contenido, pues eso llamará más la atención de los clientes. También es necesario que estos empaques protejan a los alimentos de cualquier factor externo como pueden ser contaminación o plagas, pero sin dejar de resaltar las características, bondades e imagen del producto”, asegura Felipe Laverde, gerente comercial de Darnel.


Por otro lado, es la herramienta más efectiva que tienen en este momento los panaderos para construir una relación emotiva con su cliente. De hablar de su producto y beneficios, de provocar sentimientos, emocionarlo y sacarle una sonrisa cómplice. También de imprimirle un toque de creatividad y sacarlo de la cotidianidad; de generar una conexión que haga que su cliente se convierta en su mejor promotor.


Tenga en cuenta que es “de 5 a 7 veces más costoso atraer un cliente nuevo que continuar enamorando a los que ya están y que le generan el mayor porcentaje de crecimiento”, asegura Camilo Martínez, gerente de la plataforma Leal. Por eso, es fundamental crear experiencias innovadoras y personalizadas que hagan sentir único al comensal para que siempre lo elija a usted y no a la competencia.


Es así como el listado de aprendizajes y retos es infinito, y los planes de acción que puede poner a andar en su panadería lo son aún más. Así que ponga en marcha su horno, abra las puertas de su panadería y asegúrese de que el olor del pan recién horneado antoje a toda su comunidad.


 



Inicia sesión.

Disfruta de los beneficios que ofrecemos para nuestros clientes registrándote en nuestro sitio.


Iniciar Sesión Recuperar clave

Recuperar Cancelar
×