Regístrese>>

Revista Pan Caliente

La importancia del marketing digital para conectar emotivamente con sus clientes.

La importancia del marketing digital para conectar emotivamente con sus clientes.
Julio 14, 2020
3 Comentarios
"El marketing digital es una herramienta online de la cual se puede construir todo el proceso comercial. No es solo un tema de promoción y redes sociales, sino un proceso de ventas que busca generar clientes nuevos, lograr lealtad, fidelidad y recompra con un conjunto de instrumentos donde también está el E-Commerce, el e-mail marketing, entre otros. "


Por: Comunicación Digital Levapan.


“Las ventas son un proceso del cual no podemos depender solamente de la gente que llega a nuestro punto de venta. Tenemos que estar proactivamente en contacto con ellos teniendo una base de datos consolidada, usando plataformas como la página web, redes sociales, entre otras. De esta manera la gente se va a enterar de qué pasa con la marca. Ahí están todos los prospectos y los clientes, y ahí es donde debemos empezar a trabajar”, asegura David Gómez, gerente de Bien Pensado.


Además, trae consigo diferentes beneficios como reconocimiento, posicionamiento, recordación, visibilidad y una relación a largo plazo con el cliente. Si se piensa a corto plazo, el marketing digital no tiene sentido. Por eso, es fundamental siempre tener en mente una estrategia. “No es levantase a publicar algo y punto. Es tener claro cuál es el mercado objetivo, cuáles son las personas a las que se les quiere llegar, qué características tienen, etc. Esto nos va a permitir identificar cuáles son las mejores herramientas, lugares o plataformas donde debemos exponer la marca y brindar un contenido importante y útil para el cliente. Entonces, para empezar a construir una comunidad y generar lealtad con las personas, la clave es la información”, afirma David.


Pero, ¿de qué depende generar una buena estrategia?


De acuerdo con Karen Fontecha Castaño, consultora de marcas, existen tres elementos fundamentales para generar una buena estrategia. Entre ellas están: tener claro el producto, conocer al usuario y desarrollar un mensaje que lo cautive. Al tener claro esto, se conocen cuáles son las plataformas y canales donde está el cliente para conversar con él de manera adecuada. No es lo mismo generar un mensaje para Instagram que para LinkedIn. La estratega es diferente porque los canales son distintos, y los usuarios tienen comportamientos diferentes, por lo que el tono de la comunicación debe ser coherente.


“La publicidad es una gran herramienta para crear visibilidad y lograr Call to action. Sin embargo, si la casa no está arreglada (redes sociales, página web, E-Commerce, entre otros), la inversión en publicidad estará perdida. Así, que la imagen, identidad de marca y comunicación son los pilares para poder lograr que los objetivos de marca sean una realidad”, establece Karen.


Adicional, continúa diciendo, en la estrategia debe plantearse unos objetivos. Todo empieza por crear comunidad para luego llegarle a nuestro usuario con una estrategia de venta. En resumen, para ella, el éxito está alrededor de las 3C:


Coherencia, tono de comunicación claro e identidad de marca definido para generar conversaciones.

Claridad, aquí hay dos puntos importantes: Mostrar nuestro propósito de marca desde la comunicación y tener los pasos definidos a la hora de comprar, porque un usuario confundido jamás te comprará.

Confianza, la confianza es vital para fidelizar nuestros clientes y esto se logra con presencia, constancia y experticia.


Aun así, no es un proceso que por más publicaciones va a generar más ventas. Siempre es importante, como lo recalcamos anteriormente, tener una estrategia que permita el ensayo y error para encontrar el camino correcto y ser más rentable.


“El marketing debe ser multicanal. No todo debe depender también del área digital, hay que hacer llamadas y visitas a los clientes ya existentes con miras de afianzar la relación y brindarles toda la información y atención. Pero, si es un proceso al que hay que darle la importancia necesaria y la constancia para ver los resultados poco a poco”, asegura Mauricio Londoño Corrales, director Latam Consejo Profesional Gastronómico de las Américas y Director general de The AG Company.


¿Por qué el sector suele ver al marketing digital como un gasto y no como una inversión o una necesidad?


De acuerdo con David Gómez, el sector gastronómico cree que el marketing digital es un tema netamente técnico, pero no es así. Muchas veces lo descuidan por desconocimiento o porque prefieren estar enfocados en hacer bien las cosas en la cocina. Sin embargo, para él, tener un buen producto solo es la mitad de la ecuación. Hay que realizar acciones para que la gente compre ese producto, lo conozca, entienda sus diferenciales y conozca sus argumentos. “La falta de ventas se da, en la mayoría de casos, por la invisibilidad de los negocios. Ahí, es donde está la mayor oportunidad. Cuando somos conscientes de que no vendemos un producto, sino una experiencia y un valor agregado, y usamos múltiples plataformas para darlo a conocer, obtenemos el éxito”, agrega.


Otras trabas que tiene el sector para no invertir en marketing digital, según Karen, es precisamente eso, no querer invertir lo que se debe invertir. Buscar lo más económico creyendo que eso dará buenos resultados.


También, “ser inmediatistas con la estrategia. Una comunidad no se logra de la noche a la mañana, se requiere conquistarlos y la conquista no es inmediata. Ahora si no se ha conquistado, es imposible vender. La estrategia toma su tiempo. Por eso, hay que invertir tiempo. Estar en digital es una responsabilidad que necesita frecuencia y constancia, y los empresarios no se lo toman enserio. Además, de que no se debe comunicar lo mismo de siempre, la creatividad es clave en el mundo on-line, es importante crear experiencias, no mostrar solo lo que está en el menú, sino que hay que crear conversaciones”, determina Karen.


Teniendo en cuenta esto, el marketing digital ya no es un tema opcional. Los negocios, ahora más que nunca, deben estar donde están los clientes y prospectos, y se debe generar valor que los motive a visitarlos, referirlos y comprarles, porque no son solo herramientas sino canales de exposición al mercado. Por lo que si no se tienen en cuenta, las posibilidades de mantenerse vigente y en la mente de los consumidores es mínima, lo que va a traer como consecuencia la quiebra. De ahí, que el portafolio siempre deba diversificarse y crear experiencias offline, las cuales también deben estar apalancadas con experiencias online que reafirmen el propósito de la marca.


 



Inicia sesión.

Disfruta de los beneficios que ofrecemos para nuestros clientes registrándote en nuestro sitio.


Iniciar Sesión Recuperar clave

Recuperar Cancelar
×