Regístrese>>

Revista Pan Caliente

Me Gusta    
181
     Compártelo        

¿Cómo va a ser el consumidor después del Coronavirus?

¿Cómo va a ser el consumidor después del Coronavirus?
Mayo 08, 2020
3 Comentarios
"Aunque todavía es muy incierto saber cómo va a ser el consumidor después del Coronavirus, cómo cambiarán sus hábitos de consumo y si surgirán nuevos perfiles, para la periodista gastronómica Pamela Villagra, esta contingencia va a generar grandes cambios en la manera de “comprar”, ya que las personas están en una política de ahorro dado a la inestabilidad e incertidumbre económica. "


Por: Comunicación Digital Levapan.


“La gente seguirá saliendo, pero menos, y será mucho más consciente y exigente en su consumo. Habrá mucho de empatía y de “conexión”. También, una predisposición muy marcada a entregar “mis recursos” a esos lugares que no solo me generan confianza y seguridad desde el punto de vista sanitario y salubre, sino con aquellos locales a quienes reconozco una contribución social, ética, medioambiental, de calidad y de valor. El coronavirus también es una crisis de “valores” y la gastronomía que es una experiencia sensorial y cultural, será un buen censo para ver cuánto hemos cambiado los seres humanos después de este parón global”, asegura Pamela.


En cambio, para Cecile, propietaria de Panis, los consumidores no solo serán más conscientes con la higiene y la limpieza, sino también con sus hábitos de consumo. “Ya no comprarán de puro antojo, sino que organizarán las compras y planearán mejor sus gastos para que no sean exagerados. Además, ese consumo consciente va hacer que la gente consuma más local, y sea más exigente con lo que compra, quién lo hace y cómo lo hace”, agrega.


Mientras que para Olga Bisbal, propietaria de la panadería artesanal Árbol del Pan, esta contingencia, es una oportunidad para que los consumidores valoren el trabajo de las personas que se dedican a esta industria, ya que la mayoría de veces, esta función de la alimentación se delega a otros, pero con la crisis, muchos hogares colombianos se han visto obligados a realizar esta labor día y noche, lo que hace que la gente sea más consciente del trabajo del sector gastronómico. Pero el gran reto que se le viene a la industria, según ella, es lograr la confianza que tenían antes los consumidores para que vayan a los establecimientos, para que no se pierda su función como lugar de socialización. “El ejercicio social volverá, pero no inmediatamente. Mientras tanto, nos tenemos que adaptar”, asegura Olga.


Pero, en lo que están de acuerdo las tres, es que el panorama será completamente nuevo para la industria. “Si ya teníamos consumidores exigentes por el alto acceso a la información, ahora con los nuevos protocolos sanitarios, será mucho más. Creo que el modelo de los domicilios se perfeccionará ya que estamos viendo más consumidores digitales, no solo de comida rápida, sino de experiencias; de mercados especializados, de delicatessen en el hogar. A la fuerza, veremos un aumento en el consumo local, dando paso a un nuevo perfil, gente más conectada con el territorio. El cierre de fronteras hará más difícil y más costoso todo lo importado. Y responderemos a eso revitalizando la agricultura local. Ya se ha visto cómo negocios de barrio, plazas de mercado (con sus domicilios), iniciativas campesinas y de comercio justo han conseguido aumentar sus espectros de venta. Y la experiencia gastronómica ya no será un lujo o exclusividad. Estará llena de momentos para compartir en familia y amigos. Como dice la película de Ratatouille: Ya no es tiempo de estrellas, sino de afectos”, asegura Pamela Villagra.


Frente a este panorama, las experiencias que estaban ofreciendo los establecimientos del sector gastronómico como las panaderías a los consumidores van a cambiar. Seguirán existiendo pero no tanto desde el contacto y la visibilidad; sino que estará dirigido a innovar en la manera de conectar con el consumidor por medio de un empaque nuevo, el uso de herramientas digitales como código QR, realidad virtual, listas de spotify, entre otros. Esto es lo que el cliente va a buscar y valorar, ya que de ahora en adelante el escenario va a ser completamente distinto y por un buen tiempo, la gente no va a querer salir de sus casas porque se sienten inseguros o con miedo de contagiarse. Por eso, hay que reinventarse para llegarle al nuevo consumidor y no perder mercado; afirma Felipe Cuadros, consultor gastronómico.


 



Inicia sesión.

Disfruta de los beneficios que ofrecemos para nuestros clientes registrándote en nuestro sitio.


Iniciar Sesión Recuperar clave

Recuperar Cancelar
×