Regístrese>>

Revista Pan Caliente

Las tres categorías de empaques para panadería

Las tres categorías de empaques para panadería
Noviembre 06, 2020
3 Comentarios
"Los empaques de los alimentos juegan un papel fundamental dentro de cualquier panadería o pastelería. Estos son determinantes en cuanto a la experiencia del cliente con la marca. Si su elección es la correcta, pueden garantizar una mejor calidad del alimento e incluso, pueden llegar a influir a favor del negocio en cuanto en la percepción del valor."


Por: Comunicación Digital Levapan.


Pero no todos los empaques son iguales; según su función, se dividen en tres categorías. Estas son algunas de sus características principales y las aplicaciones que se le pueden dar dentro del negocio.


Empaques primarios:


Son aquellos que se encuentran en contacto directo con el alimento. Su función es la de proteger la comida durante todo momento, minimizando los daños que pueda llegar a sufrir desde que se exhibe al público y durante el tránsito hasta ser consumido.


Dentro de las panaderías y pastelerías, es común que este tipo de empaque sea el único con el que el cliente recibe el producto, como por ejemplo: las bolsas de papel que contienen panes como el baguette o las cajas para empacar las tortas. Por ello, es muy importante que sea atractivo para el consumidor, que permita su consumo directo de manera cómoda y en lo posible, que esté personalizado de acuerdo a la marca.


Otros de los materiales más comunes para este tipo de empaque son: el plástico y el cartón, pero el más recomendable para empacar panes y galletas, es el papel puesto que por su naturaleza, es capaz de absorber la humedad del aire y retrasar el deterioro del producto. Además, es amigable con el medio ambiente.


Cuando se trata de productos altos en grasa como los buñuelos y los churros se recomienda que las bolsas de papel al interior sean parafinadas para soportar los líquidos que se derivan de las frituras.


Empaques secundarios:


Son utilizados para empacar varias unidades de productos contenidos en los empaques primarios. Su función es la de facilitar el transporte por parte de los consumidores y servir para exhibir alimentos como cupcakes, bombones, porciones de torta, entre otros; en las tiendas de grandes superficies.


El material más utilizado para este tipo de empaques es el plástico, ya sea en forma de bolsas o de cajas de plástico transparentes termoconformadas. Esta última modalidad permite al consumidor apreciar los productos al mismo tiempo que los protege y actúa como barrera ante los microorganismos externos.


Es importante destacar que este tipo de empaques también deben ser considerados como una herramienta de marketing. Cada elemento visual como la tipografía, los gráficos y la gama de colores, presentes en estos empaques, comunican un mensaje sobre la marca. Ten presente que los consumidores valoran la creatividad y la estética a tal punto que la forma como luce el producto, puede ser un factor determinante al momento de la compra.


Un buen empaque puede llegar a aumentar hasta en un 45% las ventas.


Empaques terciarios:


Este tipo de embalaje contiene los empaques de las dos categorías anteriores. Su principal objetivo es asegurar y facilitar el transporte del alimento a los puntos de venta.


Los consumidores no suelen tener contacto con este, por lo que se debe prestar mayor atención al material y la funcionalidad del empaque, más que a la parte estética.


El cartón, los palets, el film retráctil y las cantoneras; son algunos de los materiales y herramientas más utilizados para dicho fin.


Cuida de cada detalle a la hora de empacar tus productos y ofrécele una excelente experiencia a tus clientes de principio a fin.



 



Inicia sesión.

Disfruta de los beneficios que ofrecemos para nuestros clientes registrándote en nuestro sitio.


Iniciar Sesión Recuperar clave

Recuperar Cancelar
×