Regístrese>>

Revista Pan Caliente

Me Gusta    
116
     Compártelo        

Pastelería en manos de las nuevas generaciones

Pastelería en manos de las nuevas generaciones
Agosto 01, 2016
3 Comentarios
"La quinta edición de la Feria Buro del 14 al 17 de julio, la cual se llevó a cabo en El Parque de la 93 en Bogotá; fue el escenario perfecto para que jóvenes emprendedores."


Por Paola Herrera – Comunicación Digital Levapan.

La quinta edición de la Feria Buro del 14 al 17 de julio, la cual se llevó a cabo en El Parque de la 93 en Bogotá; fue el escenario perfecto para que jóvenes emprendedores que están incursionando en el mercado colombiano, dieran a conocer sus innovadoras propuestas en ámbitos como diseño, moda, arte y gastronomía. La pastelería, sigue siendo uno de los sectores más atrayentes para las nuevas generaciones que quieren competir con productos nuevos y de calidad que transmitan experiencias en cada bocado a un público que cada vez se vuelven más exigentes.



Camilia Patisserie le da un trip, trip, trip.

María Camila Vaquero, creadora y pastelera de Camilia Patisserie, cuenta que llevan 3 años en el sector en los cuales han triplicado su capacidad, y con esto ha llegado la oportunidad de tener su línea de productos en panadería y pastelería para catering, mesas de postres, desayunos y brunch. Sus productos insignia son la tartaleta de limón y el pan especial de chocolate con almendras y frutos rojos; además de contar con tartaletas gluten y sugar free, hechas a base de almendras, quinua, banano, pera y cardamomo.

Camilia ya es reconocida en el sector por su estilo elegante y conciencia ambientalista, debido al uso de porcelana en sus montajes, en vez de materiales desechables. Como filosofía tienen “Trip, Trip Trip” (Viaje, viaje, viaje) que pretende llevar a sus comensales por un viaje de experiencias, recuerdos y sabores equilibrados a través de la buena pastelería.

La pastelería consciente con el medio
ambiente es una nueva ola, a la cual se están uniendo cada vez más establecimientos que quieren ofrecer sus servicios sin tener una repercusión negativa contaminando con los desechos; Camilia es un ejemplo de que se puede innovar en el sector y distinguirse por su filosofía ambientalista y trascendente.



Torta Negra, receta de 200 años para su paladar

La Torta Negra de La Tía Blanca es un secreto de tradición familiar que ha sido guardado por siete generaciones, la receta fue traída a tierras colombianas por el coronel irlandés Hugo Blair Brown quien migró hace 200 años. Hoy en día, la Torta Negra llega a manos de la última depositaria en la familia, Blanca Luz Flores, más conocida como la Tía Blanca.

Hasta hace 3 años que esta exquisita receta sale al mercado. Natalia Rico, sobrina de la Tía Blanca, es quien maneja la parte comercial y la distribución en Bogotá; ella comenta que es un producto gourmet para paladares exquisitos en el cual se cuida la calidad, el proceso y el empaque.

Lo que diferencia esta torta es su preparación; contiene 4% de harina y un 70% de fruta confitada (cáscaras de naranja, breva y papaya) hecha por ellos mismos y adicionalmente tiene uvas pasas, ciruelas y nueces. El toque especial es la mezcla exquisita de excelentes licores, especias y esencias.

Otra de sus características a resaltar es la perdurabilidad que le ofrece al cliente con sus empaques. Esta joya de la pastelería está disponible en sobres individuales de 80 gramos por $8.000 pesos con una duración de cuatro meses, y también en lata con sistema abre fácil de 150 gramos que permite una duración de hasta ocho meses por $12.000 pesos. Esta presentación les ha permitido ofrecer el servicio adicional de personalizar las latas para eventos y celebraciones.


Es de resaltar la sobriedad y elegancia de la imagen de Torta Negra, ya que plasma iconográficamente la historia de su antepasado; generando impacto en el cliente y un efecto de recordación.

Los promotores de Torta Negra conocen muy bien el potencial de su producto, saben que “es un regalo exquisito y un gusto delicioso que se deben dar”, por eso ya están preparando los permisos sanitarios para poder exportar y compartir esta receta con el mundo.

Hakims Pastry, pastelería empírica

Las hermanas Denise e Yvette Hakim, estudiantes de administración, llevaron el negocio universitario de vender alimentos preparados en casa a un nuevo nivel. Comenzaron vendiendo brownies en segundo semestre de la universidad y poco a poco lograron crecer hasta el punto de ser solicitadas por diferentes entidades y empresas para cubrir eventos, realizar mesas de postres y pedidos bajo el nombre de Hakims Pastry.



Esta pastelería ofrece siete sabores de galletas, brownies clásicos, brownies de milo, brownies de oreo, ponqué de chocolate, pan de banano con mora, pan de banano con almendras, pan con chocolate, pie de limón, pie de oreo con crema de avellana, granolas, alfajores y rollos de canela. Sus precios oscilan entre los $2.000 pesos hasta los $50.000 cuando son preparaciones más elaboradas, todas hechas artesanalmente por ellas.

Los conocimientos que poseen de pastelería son netamente empíricos, aprendidos a través de la lectura y la práctica en el horno. Denise afirma que la pastelería es “de prueba y error; así se aprende cómo funciona cada ingrediente”. Por eso, ellas buscan diferenciarse en la industria con sus productos de calidad, diversidad de sabores y precios accesibles.

La industria pastelera tiene cada vez más personas que le apuestan, no importa las técnicas o sabores, buscan modernizar los típicos pasteles que se ven en las vitrinas de la ciudad para dar paso a productos de calidad, que se están abriendo paso para competir en el mercado de la mano de jóvenes emprendedores con una visión clara, darle una nueva mirada a la pastelería tradicional.












Inicia sesión.

Disfruta de los beneficios que ofrecemos para nuestros clientes registrándote en nuestro sitio.


Iniciar Sesión Recuperar clave

Recuperar Cancelar
×